jueves, 9 de septiembre de 2010

De los chicos a los niños... sonrisas que miran


Gracias reiteradas a la Editorial Pintar Pintar, de generosidad transatlántica.

Nuestros ya conocidos poetas lectores de San Miguel de Allende, Guanajuato, que cursan el tercer año de secundaria, ahora se han lanzado a la segunda parte de su aventura con los libros: compartir su experiencia, las emociones que sintieron al leer el libro, con niños de segundo año de primaria.

Al principio, estaban temerosos de que los pequeños no les prestaran atención, pero no fue más que empezar a leer, a transmitir, a compartir... para crear, grandes y chicos, la magia única de una mañana de escuela que nadie olvidará.


Todo ama

 Aurelio González Ovies, Antonio Acebal:
Todo ama en las manos de Arturo.

A dos niños leí un cuento yo.

Sonrientes los dos

ponían atención

al cuento

que yo

les leía con amor.

(Arturo)




Colores y más colores


Los juzgamos por su tamaño.
Sólo vemos su carita,
esa linda sonrisa
llena de inocencia.
Cuando los ves de lejos
Pensamos que son raros
Pero si con ellos platicamos
Una gran amistad estrechamos.


La voz de Rosa Serdio y los colores de Ester Sánchez
recreados en la voz hecha color de Renata.


Ellos sólo piden
Que les cuenten un cuento
Para así divertirse
 Y siempre están atentos

Ellos también piensan
Tienen imaginación
 Y es tan grande
Como su corazón.
(Renata)







Tigres de la otra noche
Alejandro Magallanes, MGE y sus tigres se hicieron
valientes gracias a Sol
Leyendo los versos
la niña decía
que un tigre quería.
En un mundo
donde la inocencia falta
recurriendo a los niños
que su sonrisa
nos llena el alma.
Necesitamos tener confianza.
Un tigre me vendría bien,
pensaba,
al verla pensar.
(Sol) 




Mi madre

Aurelio y Job Sánchez son mirados por las sonrisas que a
los dos pequeños dibujó  Renata cuando les leyó Mi madre.

Lola calladita
escuchaba  mirando su sonrisa
al igual que su pensamiento.
Me hizo pensar en lo cierto:
Todas las madres son diferentes
pero tienen algo especial.
Hasta el niño de aladito
a pesar de la ausencia de su madre
Con una sonrisa una alegría
me dijo: “sí, yo también quiero a mi mami”.
(Vanessa)

Caracol

Caracol y detrás de su rastro Aurelio y Elena Fernández.
A Elisa le gusta llevarlos de la mano hasta los niños.
Los niños pequeños
Son como sueños
Dulces  tiernos
Del amor son los dueños

Son inocentes, son muy risueños
Son soñadores  no tienen miedos
Y si los tienen han de enfrentarlos
Con sonrisa en la cara y sin pensarlos

Son pequeñitos con emociones
Tanto que tienen grandes corazones.
No se preocupan y sólo se divierten
Gozan de la vida muy inteligentes.
(Elisa)

Daniela

Daniela, Ana Tortosa y Ester Sánchez compartieron el recreo
de los pequeños y Héctor nos comparte su poesía.



Ellos de curiosidad se llenan
y aunque al principio sea difícil
siempre habrá un punto débil
pues de curiosidad son.

El hacer que se interesen
fácil no siempre será
pero ponerlos a imaginar
ellos solos lo harán.

Su sonrisa involuntaria,
 su cara de inocencia
rompen inseguridades,
 ponen a volar su imaginación.

El color  del papel se ve en sus ojos
pues brillan de felicidad
al descubrir que hay mucho más
de lo que pueden ver
antes de su pequeño horizonte.

Ellos de curiosidad se llenan
 y aunque no te lo digan, no importa
pues ellos de curiosidad son.
(Héctor)

La luna tiene una liebre

La luna, la liebre, Paco Álvarez Velasco y Fernando García-Vela
esperan su turno para que Paula los haga poema.
Ellos atentamente me escuchaban
mientras yo les contaba
un cuento sin distinción
que hacía volar su imaginación.

Con cara sonriente, 
Melissa decía:
la luna en el horizonte
sonreír me hacía.

Al terminar el cuento
se levantaron de su asiento.
Espero que les haya gustado,
que yo lo he disfrutado.
(Paula)

Chispina

Chispina, Aurelio y Ester fueron contados y cantados por Xanat. 
Entre letras y dibujos
imaginando lo que decía.
Uno de los niños muy
alegre sonreía. 
La niña un poco callada
sin decir una palabra.
Tan sólo con la mirada
demostraba cuánto le gustaba. 
Al terminar el cuento
adiós me dijeron:
 con alegría a su salón se fueron.
(Xanat)

Colores con brisa

Los Carlos Pellicer  -el poeta y el ilustrador-poeta-
y sus Colores con brisa en un muy buen rato con Ana y María Paola.

Nos pusimos en fila
de dos en dos.
A cada quien
una sonrisa nos acogió.
Con un libro en mano
y un niño a mi lado.
“Qué bonito”, pensé,
ser así de feliz
al escuchar un poema cantar
¿Qué te parece?
¿Te gustó?
-Ma. Pao preguntó.
Los niños sonrieron.
 Los dos asintieron
Felices se fueron
cuando el poema acabó.


Nuestro primer libro

Y el cuaderno de trabajo

Lorde

Lorde
lgarciaesperon@yahoo.com

Cuentalunas

Contamos con los versos de los poetas.
Con las historias de los escritores.
Con el brillo de la luna.
Con el entusiasmo de los niños.
Con la entrega de los maestros.
Con los libros.
Contamos contigo

Con la tecnología de Blogger.

Y todos nos cuentan

free counters

Páginas vistas en total

 

Diseñado por: Compartidísimo
Algunas imágenes creadas por: Scrappingmar